masbono@masbono.com
313 3982644

Si las grasas son malas... ¿no las debemos consumir?

Todos nos hacemos esa pregunta, si las grasas son malas, no las debemos consumir? 

Hay grasas malas y grasas buenas.

Las grasas saturadas o " Grasas Malas" son aquellas que a temperatura ambiente serán de consistencia sólida, mantequilla, cebo, aceite de coco. 


Por otro lado Las grasas insaturadas o " Grasas Buenas" son líquidas a temperatura ambiente, son de origen vegetal. Previenen la mala circulación, reducen niveles de colesterol, propiedades anti-inflamatorias. 

Aquí están unas de las Fuentes de grasas insaturadas buenas para tu consumo diario!

  1. Aguacate- Rico en vitamina E y en ácidos mono insaturados como el Omega9. Contrarresta enfermedades del corazón, evita la formación de colesterol malo, disminuye problemas menstruales. 
  2. Nueces - Son Fuente de Omega 3 por lo cual fortalecen tu Sistema Nervioso y ayudan con la producción de serotonina lo que fomenta tu control de saciedad. Son un excelente snack.
  3. El Aceite de Oliva - Fuente de Omega 9, excelente para acompañar aderezos, ensaladas, papas etc.. Reduce riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebro vascular, infartos. 

Bueno si hay opciones. Lo IMPORTANTE es no conformarnos. Con lo fácil y aprender a nutrirnos para una salud optima!!!!

Te puedo asesorar Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

instagram MAPIAO_HEALTH_COACH

 

El Desayuno, la comida mas importante del Dia

El Desayuno siempre es la comida del día a la Que menos tiempo y variedad le damos.

Pues esta será determinante no solo en tu día sino en la renovación de tejidos y un excelente desempeño de tus funciones corporales.

Estas son las cosas que no deben faltar en tu Desayuno


  1.  Se dice que debemos consumir de. 6 a 7 porciones de frutas y verduras al dia. Si tu ensaldas Poseen más de 5 diferentes colores,  ya tienes variedad en las Vitaminas.
  2. Cereales, en su mayoria sin refinar ya que contienen minerales y son fuente  de complejo B, lo cual contribuye al buen funcionamiento de tu Sistema Nervioso,  además de ser una buena fuente de calorias sanas.
  3. Proteina, Puede provenir de Lacteos bajos en grasa, huevos cocidos, o de la soya la cual es una Excelente Fuente de proteina orgánica y ayuda en la prevención del Cancer De Mama y de Utero.
  4. Grasa insaturadas, Las puedes encontrar en el aceite de olivas, salmón, aguacate y  las nueces como las  almendras, girasol, semillas de chía,  las cuales son ricas en vitamina E y son fuente de oligoelementos.
  5. Batido nutricional, Una bebida compuesta de nutrientes de alta calidad que le  dan un soporte sólido a tu desayuno, de tal manera que obtienes nutrición completa para asi  comenzar a construir una nutricion Dia tras Dia sin deficiencias.  (Para ello recomiendo la Formula 1 de Herbalife)

Bueno y con todo esto, abundante agua, ejercicio y  descanso,  te espera una larga vida!!  Exitos!!

Te puedo asesorar Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

instagram MAPIAO_HEALTH_COACH

Lograr equilibrio entre la vida profesional y la vida familiar

Consejos para lograr un buen equilibrio entre la vida profesional y la vida familiar

Con los tiempos que corren se hace muy difícil conciliar la vida profesional con la vida personal, interfiriendo la primera muchas veces de forma negativa sobre la segunda generando una gran dosis de estrés y poniendo a riesgo la felicidad y la sana convivencia con tus seres queridos. Si, desgraciadamente, te incluyes en este grupo, te queremos invitar unos segundos a que leas este artículo, no te llevará mucho tiempo y te ensañará muchos tips que te pueden ser útiles en tu vida.


1. Individualiza tus necesidades

Lo primero que debes hacer, tanto en el trabajo como en casa, es identificar tus necesidades. Una vez tomada tan difícil decisión, no tengas miedo a abrirte a tus seres queridos y a tu jefe, pues muchos problemas pasan por no establecer un diálogo abierto y sincero con los demás.

2. Aprende a desconectar del trabajo

Si bien es cierto que no es un trabajo fácil, ve paso a paso. Empieza por dejar el teléfono móvil en la mesilla de la habitación y los fines de semana aléjate lo más posible del tablet, o al menos para trabajar. Una vez que vas entrando en este tipo de rutina, es mucho más fácil ver las cosas con una perspectiva mucho más positiva y abierta.

3. Comparte una actividad divertida con tu familia

Una de las mejores formas para no descuidar el tiempo que le dedicas a tu familia es programando una rutina especial ¿Por qué no aprender a tocar un instrumento junto a tu familia o aprender un nuevo idioma? Si buscas con atención en el periódico o a través de sitios de anuncios clasificados online como este, podrás ver que también a través de este tipo de canales existe una enorme gama de posibilidades para hacer algo divertido en familia.

4. Divide las tareas domésticas

Este punto está sobre todo dirigido a las mujeres. Aprende que no eres la Mujer Maravilla, que los tiempos han cambiado y que tienes a tu lado gente que encantada te dará una mano en lo que necesites. Por ejemplo, si tienes hijos, intenta asignarles pequeñas tareas de acuerdo a su edad y su capacidad, como ordenar su habitación o recoger la mesa después de la comida.

5. Planea, organiza y adelanta trabajo en la oficina

Intenta, siempre que sea posible, establecer prioridades en cuanto a las tareas a realizar en el trabajo y trata de adelantar trabajo en la misma oficina o como mucho quédate una tarde unas horas más, pero sólo una tarde a la semana.

6. Aléjate de las redes sociales

El vicio que se ha extendido con las redes sociales tiene su punto negativo: roba tiempo. Aléjate de esa tentación mientras estés en tu casa y exista la posibilidad de compartir tiempo de calidad con los seres que más quieres en tu vida.

7. Aprende a decir “no”

Tanto en el trabajo como con la familia, un “no” a tiempo puede evitarte muchos problemas. Para ello debes centrarte en dos cosas: tus necesidades y tus querencias, así como tus posibilidades.

8. Se puntual

¿Verdad que te gustaría irte de tu oficina a las 5:30 de la tarde? Pues eso no será posible si en vez de entrar a tu hora, retrasas lo inevitable aunque sólo sean unos míseros diez minutos. No te digo que llegues media hora antes, pero llegar puntual o un par de minutos antes, te hará terminar más temprano tu trabajo.
Como puedes ver con pequeñas acciones podemos lograr una gran diferencia en el equilibrio que necesitamos darle a esas dos facetas de nuestra vida que tanto sentido le dan a nuestra propia condición humana. Vale la pena que trabajes siempre en función de ello.

D.G. 

Video No Borrar