masbono@masbono.com
313 3982644

Diez años de la sentencia que permitió derechos para parejas del mismo sexo

 

Se cumplen diez años de la sentencia que marcó un antes y un después en los derechos de parejas del mismo sexo.

LGBTQ

Tras una iniciativa liderada por Colombia Diversa y un grupo de estudiantes de la Universidad de Los Andes, el 7 de febrero de 2007 fueron una realidad los derechos patrimoniales para parejas del mismo sexo, siendo esta la primera vez que se reconoció que la unión marital de hecho también aplicaba para una unión conformada por dos hombres o dos mujeres.

“Antes las parejas del mismo sexo debían esconderse y uno escuchaba historias dramáticas de parejas del mismo sexo que al morir uno de los compañeros, las familias de este le dejaban en una caja sus pertenencias y todo el patrimonio que habían adquirido juntos se perdía y no había forma de hacer ninguna reclamación”, cuenta Germán Rincón Perfetti, abogado especializado en asuntos de parejas del mismo sexo quien añade que esta sentencia es un hito, pues “abrió la puerta para que poco a poco se llegara al estado en el que estamos hoy, en el cual somos 100% legalizados como matrimonio igualitario o unión marital de hecho”.

Así fue que la sentencia C-075 del 2007 reconoció la libre asociación y se fundamentó en el respeto a la dignidad de la persona humana, pues hoy no importa su orientación sexual, tiene derecho al reconocimiento y protección de sus derechos como pareja.

“Fue una alegría tremenda ver comentarios de parejas del mismo sexo que veían que ese reconocimiento jurídico les permitía haber cambiado una parte de su vida y que el sistema jurídico colombiano era mucho más abierto para esas fechas”, señala Daniel Bonilla, profesor de la Universidad de Los Andes y quien lideró el grupo de derecho e interés público, que participó en la iniciativa para demandar la ley 54 de 1990 que reglamentaba la unión marital de hecho para parejas conformadas por hombre y mujer, con el fin de lograr el reconocimiento de derechos patrimoniales para parejas del mismo sexo.

“Si yo muriera y esta sentencia no fuera una realidad, sería terrible porque dejaría desamparada a mi familia. De alguna manera, como muchas personas, todo lo que yo trabajo y estoy produciendo sueño con dejarlo a mi familia, se supone que es para que tengan una cobertura”, señala Diana Rocha, mujer lesbiana que ha decidido conformar una familia con su esposa, Patricia Morales, y su hija de 17 años. "Es una alegría poder ser iguales y con los mismos derechos de cualquier pareja", concluye.

Si desea conocer una línea de tiempo con los derechos adquiridos por las parejas del mismo sexo tras esta sentencia ingrese aquí. 

Escribir un comentario


Video No Borrar