masbono@masbono.com
313 3982644

Corazones Responsables en Movimiento

 

LA FUNDACIÓN COLOMBIANA DEL CORAZÓN ESTÁ ESTIMULANDO EL MOVIMIENTO EN ADOLESCENTES DE COLEGIOS DISTRITALES Y MUNICIPALES,

PARA PROMOVER SU SALUD Y AUTOCUIDADO, CON EL PROGRAMA

“CORAZONES RESPONSABLES”.

 PREMIO FCC CR
• Una alianza para combatir el sedentarismo y crear conciencia desde las aulas con deporte, ejercicio, baile y juegos.
• Más de dos mil participantes se convirtieron en multiplicadores de salud, actividad y acción.

“Tapas Para Sanar”


La Fundación Sanar Seccional Bogotá encamina a fortalecer el programa “Tapas Para Sanar”. Después de tres años este convenio ha recaudado 383.833 kilogramos de tapas plásticas, que sirven para financiar los programas de la fundación.

Tapas para Sanar
Durante los últimos 30 años y por medio de los programas de apoyo psicológico, social y de detección temprana, la Fundación Sanar ha apoyado a más de 12.000 niños, niñas y adolescentes con cáncer y a sus familias.

El consumo temprano de alcohol puede afectar irreversiblemente al cerebro

En los jóvenes menores de 25 años, el abuso en el consumo de alcohol puede dañar de manera irreversible el desarrollo de su cerebro, y aquellos que comienzan a beber a una edad temprana (desde los 13 años) aumentan sus posibilidades de convertirse en alcohólicos y adictos a otras sustancias.

Es sabido que el consumo abusivo de bebidas alcohólicas puede ser muy perjudicial para los consumidores, pero el riesgo es mayor en los menores de 25 años porque hasta esa edad el cerebro humano todavía está en formación, por lo que los daños neuronales que se producen durante esa etapa de maduración y desarrollo son 'irreversibles'.

"Datos de los últimos años han demostrado que el desarrollo del cerebro no termina hasta los 21-25 años. Durante la fase juvenil y adolescencia tienen lugar importantes remodelaciones y cambios plásticos en ciertas regiones cerebrales, como la corteza prefrontal, hipocampo, área tegmental ventral. Estos cambios plásticos explicarían la gran capacidad que tienen los menores y los adolescentes para aprender y memorizar nuevos conceptos. El alcohol altera estos procesos, afectando la plasticidad cerebral y la capacidad de aprender y memorizar. Estas alteraciones pueden ser irreversibles".  

Video No Borrar