masbono@masbono.com
313 3982644

El consumo temprano de alcohol puede afectar irreversiblemente al cerebro

En los jóvenes menores de 25 años, el abuso en el consumo de alcohol puede dañar de manera irreversible el desarrollo de su cerebro, y aquellos que comienzan a beber a una edad temprana (desde los 13 años) aumentan sus posibilidades de convertirse en alcohólicos y adictos a otras sustancias.

Es sabido que el consumo abusivo de bebidas alcohólicas puede ser muy perjudicial para los consumidores, pero el riesgo es mayor en los menores de 25 años porque hasta esa edad el cerebro humano todavía está en formación, por lo que los daños neuronales que se producen durante esa etapa de maduración y desarrollo son 'irreversibles'.

"Datos de los últimos años han demostrado que el desarrollo del cerebro no termina hasta los 21-25 años. Durante la fase juvenil y adolescencia tienen lugar importantes remodelaciones y cambios plásticos en ciertas regiones cerebrales, como la corteza prefrontal, hipocampo, área tegmental ventral. Estos cambios plásticos explicarían la gran capacidad que tienen los menores y los adolescentes para aprender y memorizar nuevos conceptos. El alcohol altera estos procesos, afectando la plasticidad cerebral y la capacidad de aprender y memorizar. Estas alteraciones pueden ser irreversibles".  

Lo anterior fue señalado por Consuelo Guerri, jefa del Laboratorio de Patología Celular del Centro de Investigación Príncipe Felipe, durante la XX Jornada sobre Drogodependencias titulada 'Alcohol, ¿hablamos?', llevada a cabo en Valencia, España.

La científica dijo que, de acuerdo con los experimentos, la mayor neurotoxicidad se produce en regiones implicadas en la memoria y el aprendizaje, como son el hipocampo y la región prefrontal. Así, los adolescentes con altos índices de consumo concentrado podrían presentar en poco tiempo problemas escolares y en la conducta al volverse más agresivos.

Escribir un comentario


Video No Borrar