masbono@masbono.com
313 3982644

5 pasos que mantendrán tu rostro saludable

Una completa rutina de día y noche para el cuidado del rostro incluye cinco pasos básicos: limpiar, tonificar, exfoliar, hidratar y proteger.

mio spa facial

Toda mujer desea tener un rostro libre de arrugas, líneas de expresión y demás signos de la edad, además de evitar cualquier tipo de enfermedad en la piel, sin embargo, con las responsabilidades del día a día y las altas cargas laborales se nos olvida uno de los temas más importantes para lograr una piel de ensueño: una rutina de día que proteja nuestro rostro y una de noche que revitalice nuestra piel.

Solemos pensar que esta es una disciplina difícil de adquirir y que nos tomará mucho tiempo y dinero, no obstante, lo importante es tener claro, que entre los innumerables beneficios que esta trae para la piel están: un aspecto radiante, disminución de imperfecciones y un maquillaje impecable ya que la base de todo esto es una piel saludable.

Rutina de día: esta no tomará más de 15 minutos y debes hacerla a diario justo antes de maquillar el rostro:

  1. Limpiar: Cuando limpiamos nuestro rostro, las células muertas son removidas, así como los residuos de maquillaje, hacer uso de productos que contengan pantenol (provitamina B5) en la fórmula, ayudarán a tener una piel hidratada y equilibrada.
  1. Tonificar: Con la tonificación, nuestra piel queda con un pH equilibrado y natural además de un aspecto totalmente fresco.
  1. Exfoliar: La exfoliación ayuda en la renovación celular de la piel, eliminando las células muertas de la superficie. ¿Con qué frecuencia debemos exfoliar nuestro rostro? Para piel normal y grasa, se recomienda una vez por semana y para piel seca y sensible, cada 15 días.

El resultado es una piel más suave, lisa, uniforme y lista para hidratación.

  1. Hidratar: La hidratación es un tratamiento profundo de la piel capaz de favorecer la elasticidad, luminosidad y humedad de los tejidos. La hidratación repone la humedad de la piel, eliminando tensiones y suavizando arrugas. Son recomendables los productos que cuenten con una acción anti edad, brinden un control de oleosidad durante todo el día y que contengan vitamina B3 (ayuda en la síntesis de colágeno y reduce las manchas) y vitamina E.
  1. Proteger: Los rayos solares representan un peligro para la salud de la piel, puede ser nociva y causar desde un pequeño enrojecimiento hasta quemaduras graves y envejecimiento. Aun si te encuentras en espacios cerrados de oficina, la continua exposición a luz artificial puede generar manchas en la piel, por esto es imprescindible incluir productos con factor de protección solar superior a 30.

Rutina noche: las cremas nocturnas tienen más ingredientes que las hacen efectivas como hidratantes, garantizando suavidad y regeneración de la piel, mientras descansas.

  1. Limpiar/Desmaquillar: Muchas veces se tiene la impresión de que lavar el rostro es suficiente para remover la suciedad acumulada durante el día, sin embargo, el maquillaje tiene muchos pigmentos que cuesta sacar y no se disuelven en el agua. Razón por la cual, es fundamental el uso de desmaquillantes de preferencia bifásicos, para retirar impurezas de la polución y grasa que se acumulan en la piel.
  1. Tonificar: dado que este paso ayuda a equilibrar la piel favorece la regeneración de la misma mientras descansas
  2. Nutrir y desintoxicar: durante la noche la piel está lista para recibir los nutrientes que ayudarán a restaurar y revitalizar su apariencia; hacer uso de cremas nutritivas y desintoxicantes brindará control de oleosidad durante la noche. De preferencia están los productos que contienen Vitamina C ya que actúan como antioxidantes ayudando a minimizar las manchas en el rostro, haciendo más efectiva tu rutina. 

Escribir un comentario


Video No Borrar